miércoles, 5 de diciembre de 2012

MEMORIAS DE UN PARADO XCV - Nueva receta -

Ayer hizo un día bastante templado, pero por la noche hacía un frío que pelaba.
Tenemos la casa patas arriba. Resulta que el vecino de abajo, que no vive en él, sino en Madrid, lo tiene a la venta.
Los de la inmobiliaria llegaron un día, vieron que había una filtración y ni cortos ni perezosos, pusieron un cubo y se callaron la boca.

Yo vivo en un tercero. La señora del primero avisó a la del segundo porque tenía una mancha en el techo, la del segundo tenía la casa como para navegar en piragua. Nosotros ni nos habíamos enterado.

Viene el fontanero el viernes y nos dice que nos tiene que cortar el agua todo el fin de semana para ver por donde filtra. Yo le digo que ni hablar, que no voy a estar el finde en casa sin agua.

El hombre intenta cerrar la llave de paso, finalmente. La llave de paso no funciona.

Dice que va a cerrar la general del bloque, que tampoco funciona.

Finalmente el lunes llamaron a la Compañía de Aguas y cerraron a todo el barrio. Apoteósico.

Ayer cuando llego a casa me encuentro con el baño levantado porque dicen que ya habían encontrado la avería y que era de un tubo, dentro de la pared, de la calefacción.

Pero hay algo que no me cuadra: No hubo necesidad de purgar los radiadores, la calefacción calentaba siempre y nadie había dicho en la escalera que la calefacción perdiera presión. ¿como se explica?.
Misterios de la fontanería, que debe de ser aún mas misteriosa que la informática. O, con esto de la crisis, el fontanero intervendrá, por tener algo que hacer y cobrar aunque sea al seguro.

Por la tarde, vi tristes en la bolsa, las zanahorias moradas y decidí hacer una cena diferente y experimentar como si se tratara de un Subijana o Ferran Adriá a la zamorana.

Bueno, la cosa fue así:

- Pelé las zanahorias y las corté a rodajas,
- Corté un puerro a rodajas.
- Herví las zanahorias para que quedaran un poco tiernas. Después las escurrí y sequé con papel de cocina.
- Puse un poco de aceite (del bueno, del que es mas oscuro) en la sartén y sofreí la verdura hasta que el puerro quedó crujiente.
- Lo serví muy caliente.
Yo lo comí así, pero sirve como acompañamiento para un plato mas completo, si se quiere.
Con vino blanco hubiera sido mas apoteósico todavía que lo del fontanero, pero no quedaron ni las migas.

Buenísimo.

3 comentarios:

Oscar Badia dijo...

Hola Carlos. Lo que cuentas sobre la fuga de agua, no puede ser..Yo instale las bombas y existe una llave de paso en cada una de las dos baterías de contadores. Y si no cierran, desconectando la luz de las bombas, se queda el edificio sin agua. No tiene que venir Sorea a cerrar nada...
Saludos

Carlos Grande Iglesias dijo...

Jajaja. Gracias por tu interes Oscar, pero no fue en Segur. Fue en otra casa, donde estoy ahora. Como ves en todas partes cuecen habas

Carlos Grande Iglesias dijo...

Jajaja. Gracias por tu interes Oscar, pero no fue en Segur. Fue en otra casa, donde estoy ahora. Como ves en todas partes cuecen habas